Para perderse entre un montón de ámbitos hacia donde las palabras me dejen llegar:
Actualidad, curiosidades, cultura, viajes, moda, recetas...

domingo, 9 de septiembre de 2012

BIZCOCHO DE CEBRA

A medida que nos adentramos en septiembre, estamos viendo que el verano comienza a despedirse de nosotros con sus días más cortos para dar paso a esas tardes de otoño en las que, muy especialmente los domingos como hoy, tanto apetece reunirse en casa con los familiares o amigos para compartir confidencias. Pero como todos sabemos, nada sería de esas confidencias si no se acompañasen de un buen café y un toque dulce. 

 

Mi entrada de hoy tratará muy especialmente de dulcificar una de vuestras tardes de domingo con una receta que aprendí hace un par de años cuando estuve en Berlín. Os aseguro que es un bizcocho realmente delicioso y, sobre todo, sencillo. Os animo encarecidamente a que lo hagáis y me escribáis diciendo cómo os ha ido la aventura en la cocina... ¡Ahora os explico cómo va esto!


1. COGER BOL Nº1 Y dentro...

Batir las claras (dejadlo a un lado)
[truco: si le añadís un toque de sal os quedarán más firmes]

2. COGER BOL Nº2 Y dentro...

5 huevos
250 gramos de azúcar
(1 sobre de azúcar de vainilla)
1/2 aroma de ron

3. AÑADIR AL BOL Nº2

125 ml agua
250 ml aceite
Añadir las claras del bol nº1

4.AÑADIR AL BOL Nº2

375 harina
3 cucharaditas de ROYAL
5. DIVIDIR LA MASA Y HORNO.

1 parte --> permanece como está (blanca).
1 parte -->  añadimos 2 cucharadas de cacao.

A continuación, y tras haber preparado el molde que se meterá en el horno (con margarina y harina, por ejemplo), se reparte capa a capa la masa. Primero una blanca y luego una negra hasta el final.Es muy importante hacerlo cuidadosamente desde el centro y yo recomiendo, por experiencia, hacerlo con una cucharada sopera e ir echando dos de cada vez.

Horno: 160º - aprox. 40 minutos
6. [Decoración]

Como he dicho antes, si queréis que sea un simple bizcocho, no necesita ningún tipo de decoración, pues en sí ya es un un dulce muy original por las rayas de cebra que esconde en el interior. Sin embargo, yo lo he hecho en un par de ocasiones como tarta de cumpleaños acompañándolo con un sencillo glaseado. Lo veréis en las fotos que os pongo más abajo.

Los ingredientes para hacer el glaseado son:

150 gramos de azúcar glas
3 cucharadas de agua
2 cucharadas de ron

Lo único que tenéis que hacer es mezclar bien estos ingredientes y luego pintar el bizcocho por encima con un pincel de repostería.

La ventaja de hacer un glaseado es que se queda en un estado sólido con fondo blanco sobre el que se puede colocar todo aquello que se quiera: gominolas, velas, cosas de chocolate etc. En mi caso, yo me había traído de Alemania unos rotuladores decorativos de repostería y los utilicé para escribir sobre el glaseado. Pero bueno, que aquí también se pueden encontrar.



Estas son las fotos que yo saqué a un bizcocho de cebra con decoración de glaseado para  el cumpleaños de una prima mía:











2 comentarios:

  1. Qué profesional, con fotos y todo!Buenísima pinta, y además justo lo estoy leyendo ahora, a la hora del café! :)

    La de siempre.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta, me apunto la receta :)

    ResponderEliminar