Para perderse entre un montón de ámbitos hacia donde las palabras me dejen llegar:
Actualidad, curiosidades, cultura, viajes, moda, recetas...

martes, 4 de septiembre de 2012

¿ERES ELEGANTE?

La "elegancia" es un término muy difícil de definir, pues es un concepto muy subjetivo que a menudo se confunde con otros tales como la moda, el estilo o el lujo. No obstante, está relacionado con el propio estilo de vida de cada individuo. Constituye todo ese conjunto de cualidades que van desde el comportamiento social hasta la delicadeza y el buen gusto.

A lo largo de los siglos, son muchos quienes han intentado definir este término. Así, en el siglo XIX el escritor francés Honoré de Balzac decía que es la ciencia de no hacer nada igual que los demás, pareciendo que se hace todo de la misma manera que ellos. Más adelante, la diseñadora Carolina Herrera sostendría que la elegancia no tiene mucho que ver con lo que uno se pone, sino más bien con la propia actitud”.


De este modo, podemos establecer que ser elegante está mucho menos relacionado con lo que te pones que con cómo lo luces. Es el resultado de una formación temprana, de la observación constante, de una predisposición personal. Sin embargo, existen algunas pequeñas reglas básicas que pueden aprenderse para conseguir una elegancia más natural. Os las muestro a continuación:
  1. No vayáis recargados. No conviene que os paséis ni con la ropa (talle, colores, estampados) ni con los accesorios. Siempre deberíais comprar las prendas en el talle que os corresponde, ni muy ajustadas, ni muy sueltas. En este sentido, el estilo clásico nunca falla. Coco Chanel recomendaba: “Antes de salir, mírate al espejo y deja algo que te sobre: menos es más”. 
  2. Aseo y cuidado de la ropa. Es fundamental que todo lo que elijáis para vestir esté en perfectas condiciones. Vuestro vestido puede estar impecable pero lo podéis estropear fácilmente con un par de zapatos gastados. Es necesario que aprendáis a cuidar vuestras prendas. Asegúraos de no llevar prendas deshilachadas, agujeros, manchas o cualquier indicio de descuido o falta de higiene.
  3. Un consejo para cuando vayáis de compras. Hay cinco cosas en las que es recomendable invertir un poco más de dinero: accesorios, carteras, bolsos, calzado y perfume.
  4. Postura. La cuestión postural dice mucho de nosotros mismos, aún sin que usemos las palabras. Tratad siempre de estar y caminar derechos, sentaos con las piernas juntas y no os dejéis caer en la silla.
  5. Cuida los modales. Ser educados y tener buenos modales es la mejor “inversión” que podéis hacer en todos los ámbitos de la vida. Es lo que más recuerdan o lo que más pueden detestar de uno. Podéis estar perfectamente vestidos, con colores muy bien combinados, aseados, peinados o impecables. Sin embargo, si le habláis a la gente en un mal tono, sois antipáticos, interrumpís cualquier conversación u os comportáis como unos maleducados, el glamour desaparece como por arte de magia.
Y ya por último, os dejo con una selección y ejemplo de personajes que a mí, personalmente, me transmiten cierto aire de elegancia.  Esta selección es un simple fruto de todo lo que puedo llegar a conocer en la tele o en las revistas sobre ellos y, como es obvio que no los trato en persona, esta opinión es más que subjetiva y, con ello, opinable.


Tamara Rojo, Prima ballerina del Royal Ballet de Londres.


Fernando Llorente, delantero centro del Athletic Club.

Natalie Portman, actriz.

Raúl González, delantero del Al-Sadd Sports Club.

Natalia Vodianova, modelo.

Cayetano Rivera Ordóñez, torero.

Catalina, duquesa de Cambridge. 

Iker Casillas, portero del Real Madrid.

1 comentario:

  1. Muy buenos consejos, sí señor. El último el más importante, a mi modo de ver, ya que como bien dices, todos los anteriores pueden servirte de bien poco si no eres educado y agradable. Como se nota que eres elegante... ;)

    Como siempre, la del visillo.

    ResponderEliminar