Para perderse entre un montón de ámbitos hacia donde las palabras me dejen llegar:
Actualidad, curiosidades, cultura, viajes, moda, recetas...

jueves, 26 de diciembre de 2013

UN 25 MUY ESPECIAL

Era la primera vez que celebraba la Nochebuena y un 25 de diciembre alejada de mi familia pero no me faltó el cariño de mis amigos de Berlín, de los SMS, de los mails, de los what's up y de las postales de felicitación de cumpleaños que llegaban de diferentes lugares: Austria (donde viví mi año Erasmus de 2008-2009), España y, por supuesto, Alemania.

Aquí algunas postales que recibí desde A Coruña y Berlín.
Aquí unas letras muy bonitas de mi amiga Inés, en el interior de la postal de abajo.

Hermosa postal navideña que me llegó de mis amigos de Graz.

Cierto es que eché un poco en falta la celebración navideña con todos mis familiares y mi grupo de amigos pero quise que este año en el que cumplía 25 fuese un año especial, quería celebrarlo de otro modo y sentir en la calle el ambiente festivo de esta ciudad tan maravillosa. Bueno, y es que otra de las razones de peso por las que decidí quedarme fue por el tema del trabajo, pues no podía aparcar de ninguna manera mi trabajo como profesora o como dependienta de Calzedonia.

Y así fue que una de mis compañeras de piso, María, se animó también a pasar estas fechas conmigo. Me hizo mucha ilusión porque ya que Olga (mi otra compañera de piso) pasaría sus Navidades en Barcelona, yo no me quedaría sola en el piso, aunque está claro que siempre se podría recurrir a otros buenos amigos y pasar con ellos estas fechas.


Pues os contaré que mis dos grandes amigas y compañeras de piso, se lo montaron a lo grande para preparar cada detalle de mi 25 cumpleaños. Olga, compinchada con María, dejó todo preparado antes de marcharse a Barcelona el lunes 23 por la mañana. Y cuando ese mismo día me levanté me encontré con esto:




Algo se traían entre manos para darme una sorpresa dos días antes de mi cumpleaños. Y la sorpresa, de la que no tenía ni idea y a la que me acompañó María una vez salí de trabajar, no podía ser más original y chic, pues se trataba de una sesión de maquillaje con la marca "Benefits San Francisco" y, al final, mis dos amigas me propusieron el regalo de una barra de labios que yo misma escogería. ¡No sabéis la ilusión que me hizo!

Aquí me maquillaron con unos productos muy sofisticados y agradables. ¡Cómo me hubiese gustado llevarme a la maquilladora a casa para que me arreglase cada mañana así de bien como lo hizo!

Este el pintalabios que escogí. Es un labial hidratante-suavizante. Tiene una fórmula nutritiva, enriquecida con manteca de karité, manteca de mango y vitamina E. Ofrece cobertura y color para una sensación de labios sin maquillar. ¡Es ideal!
Después de esta primera parte 1 de cumpleaños ya no sabía qué esperarme, ya me habían echo muy feliz con ese detalle. Pero no, a ellas les supo a poco y necesitaban continuar con la fiesta de mis 25. Y es que una de mis ilusiones era la de hacerme una foto bonita en la Puerta de Brandenburgo el día de mi cumple, llevando una velas o lo que fuese, con tal de simular mi cumpleaños en esa escena.


Y llegó el día 24, ¡Nochebuena! Yo trabajé hasta las 16.00 aproximadamente, llegué a casa y dije a María que yo prepararía nuestra cena. Agarré de lo que teníamos: como entrante, jamón serrano con tomate y un taco de queso y como plato principal, pescado hecho al horno con patatas, zanahorias y guisantes. Como postre, una ensalada de frutas. Como veis, de lo más normal que podíamos haber cenado. Pero nos gustó mucho y no sobró nada.

Después salimos a pasear y nos acercamos a la puerta de Brandenburgo para cumplir mi pequeño sueño. Y este fue el resultado, mis 25 el día 25.12.2013 en la Puerta de Brandenburgo, Berlín:

Puerta de Brandenburgo el 25.12.13 de madrugada.
Nos dimos un buen paseo por la zona y sacamos un montón de fotos porque las calles estaban preciosamente adornadas y decoradas con luces y demás historias. En ese momento, junto con mi amiga María me sentí muy especial, una vez más recordaba lo feliz que soy en Berlín y los buenos amigos que he hecho por aquí. 

Es una foto que me recuerda, además, que hay que ser muy positivos para conseguir los sueños porque de lo contrario, se desvanecen. Como decía Ortega y Gasset, "Yo soy yo y mis circunstancias". Y es que sé de sobra que en este momento, y entre otras cosas, aún no he encontrado el empleo de mis sueños y que mi fortuna no asciende a miles de euros anuales. Sin embargo, aquí es donde estoy y es aquí donde me gustaría continuar y, por tanto, solo queda pelear y trabajar poniendo mucha ilusión y cariño en lo que se hace para conseguir más cosas en el futuro.

Y llegó el 25 de diciembre de 2013, la segunda parte de mi cumpleaños organizada de  nuevo por mis dos incondicionales María y Olga. Y muchísimas sorpresas más…Nuestra cocina y el pasillo estaban repletos de cartulinas de feliz cumpleaños y un montón de papelitos con frases que recordaban a alguna que otra frase graciosilla que salió por mi boca en algún momento y que Olga registró pero que no os mostraré aquí porque sin contexto no se podrían entender (me las guardo para mí). Debo confesar que me reí muchísimo con cada una de ellas y me quedé embelesada con los dotes de dibujo de María. ¡Qué muñecas y qué flores tan bien dibujadas!





Y vinieron los regalos de María disfrazados de un posible chico Abercrombie…¡Ahí me la jugaste! :(








Después de tanta sorpresa yo ya no tenía cómo agradecerles a estas dos todo lo que se habían trabajado la preparación de mi cumpleaños. Yo estaba en una nube porque cada uno de los detalles que me hicieron fueron grandes muestras de cariño y aprecio que demuestran que desde que vivimos las tres juntas en Berlín nos hemos hecho verdaderas amigas.

Pero el cumple sigue…Y después de ir por la mañana a misa a Herz-Jesu esta vez comimos en casa de unos amigos. Esta vez, nada de cocinar en casa:







Como en casa de nuestros amigos se nos olvidaron las velas, al llegar a casa y después de cenar María y yo improvisamos una rebanada de pan Bimbo y le clavamos cada una de las velas. Fue un poco cutre pero no teníamos tarta… En fin, que pude soplar y pedir tres grandes deseos. Espero que, a mis 25 se me cumplan todos y cada uno de ellos.





Y el día llegaba a su fin. En un principio queríamos ir a la discoteca Adagio pero como estaba lloviendo y solo estábamos de nuestros amigos María y yo, decidimos cambiar el plan e irnos a los cines de Postdamerplatz. Tanto María como yo hacía muchísimo que no íbamos y nos enteramos en ese preciso instante de que las películas en esos cines estaban en inglés. No nos importó y, aunque en un principio queríamos ir a ver la película de los "Hunger games II", tuvimos que cambiarla porque a esas horas ya no se proyectaba. Elegimos "The Physician" y no nos defraudó en absoluto:




¿Qué hay a la salida de los cines de Postdamerplatz…?:

Preciosa iluminación en Postdamerplatz.


Con mi amiga María.

Papá Noel LEGO, ayúdame a cumplir todos mis sueños ;)


¡Muchas gracias a todos por el día tan bonito que me habéis hecho pasar!

1 comentario:

  1. Qué entrada más bonita! De esas que me gustan a mí, con fotitos a tutiplén!
    La verdad es que sí que se portaron... pero es que tú te lo mereces! A ver si es verdad y puedo ir a verte prontito! un beso grande!

    La Visi

    ResponderEliminar