Para perderse entre un montón de ámbitos hacia donde las palabras me dejen llegar:
Actualidad, curiosidades, cultura, viajes, moda, recetas...

domingo, 27 de julio de 2014

VACACIONES

Da igual que me acabe de tomar un buen café (por el que me timaron 3,20 €) o esté emocionada por llegar a casa. Es temprano y me muero de sueño. He dormido apenas dos horas esta noche para coger mi vuelo en Berlín a las 6.00 con destino A Coruña. Ahora estoy haciendo mi primera escala en Amsterdam, la segunda será en Madrid dentro de unas horas.

No veo la hora de llegar a casa y abrazar a mi familia y amigos, ver qué cosas han cambiado, cuáles siguen igual, escuchar miles de historias y contarles otras tantas, pisar la playa, volver a escuchar gallego y el acento gallego, comer pescado fresco, tomar algo en una terracita etc. ¡Hay tantas cosas que quiero hacer!

Así, después de 15 meses luchando por hacerme un hueco en Berlín, satisfecha con el trabajo bien hecho, me doy una pausa para disfrutar de mis muy merecidas vacaciones hasta mediados de agosto. Recargaré pilas para regresar a Alemania y continuar con más fuerza.

Regalo de una amiga antes de partir. Significa "¡Haz una pausa!"

martes, 8 de julio de 2014

ANÍMATE A TRADUCIRLO

Me encanta esta frase del escritor americano Samuel Longfellow y os la he puesto en alemán porque es así como la encontré en mi calendario del jueves 19 de junio (tengo un calendario en mi escritorio que cada día me cuenta una anécdota curiosa o me instruye con frases sabias e interesantes como la que escribo más adelante).

Esta frase menciona los términos "pasado", "presente" y "futuro"; tres tiempos verbales que están siempre presentes en nuestras acciones y que nos van definiendo como personas a lo largo de nuestras vidas. Y es que aunque es cierto que a muchos nos gustaría de corazón borrar episodios traumáticos de nuestras vidas y ya no recordarlos nunca más, lo cierto es que lamentablemente no es posible y, por tanto, el presente y el futuro, unidos a una actitud positiva y luchadora, se convierten en verdadera y única esperanza.

Ahora que ya sabéis de qué va el tema… ¿Os animáis a traducirlo?

Blicke nicht klagend in die Vergangenheit, sie kehrt nicht zurück. Weise verbessere die Gegenwart, sie ist dein. Schreite vorwärts, um der nebligen Zukunft furchtlos und mit tapferem Herzen zu begegnen.

Samuel Longfellow