Para perderse entre un montón de ámbitos hacia donde las palabras me dejen llegar:
Actualidad, curiosidades, cultura, viajes, moda, recetas...

sábado, 7 de febrero de 2015

MI RINCÓN MÁS PERSONAL

Es donde paso mucho tiempo. Es mi habitación en mi piso de A Coruña que comparto con mis padres. Es donde tengo todo lo que necesito para entretenerme y pasar el tiempo. Aquí se puede encontrar desde un corcho cargado con postales de viaje hasta libros de todo tipo. El color de la pared, muy personal: un color berenjena que transmite mucha personalidad a toda la habitación.

Me encanta pasar el tiempo aquí, nunca me aburro; sobre todo, cuando enchufo mi ordenador MAC a la red WIFI. Puedo pasarme horas navegando, ya sea metida en Facebook, perdida en los periódicos más famosos en línea o escribiendo, como no, en mi blog.

Cuando llegan las noches doy gracias por tener una cama muy cómoda donde descansar. Como soy friolera, necesito un buen nórdico y una manta, a mayores, para cubrir los pies.

Es mi rincón más personal, mi habitación. La minicadena  que tengo sobre el escritorio suele acompañarme siempre con música o con las noticias más destacadas. Así me mantengo informada de lo último.





viernes, 6 de febrero de 2015

BIZCOCHO DE MAÍZ

Un bizcocho sencillo y delicioso. Aquí os dejo la receta. Espero que os salga...

INGREDIENTES:

      5 huevos
      250g de azúcar
      ¼ litro de aceite de girasol
      Ralladura de limón
      Harina (250 g en total)
100g de harina de trigo
150g de harina de maíz
      1 cucharadita de ROYAL

 MODO DE HACERLO:

Primero se baten los huevos con el azúcar. El azúcar se va añadiendo poco a poco a los huevos para que la mezcla vaya creciendo. A continuación, se añade el tazón de aceite y la ralladura de limón a la mezcla. Por último, se añade la harina ya mezclada con el ROYAL y se bate todo. Se pone el preparado en un molde, que previamente ha sido enharinado con un poco de mantequilla para evitar que la mezcla se pegue, y se introduce en el horno. El tiempo de cocción es variable por lo que se debe hacer la “prueba del palillo”. Esta consiste en pinchar el bizcocho con un palillo y, si al sacarlo esta limpio, significa que el bizcocho ya está listo para comer. De lo contrario, se debe dejar más tiempo en el horno hasta que se cueza bien. Una vez fuera del horno y para darle el toque final, se rocía con azúcar glass.

domingo, 1 de febrero de 2015

BIENVENIDO, FEBRERO

Querido blog,

Siento haber estado ausente estos meses. He estado poco inspirada para escribir y liada con todo el papeleo que conlleva el regreso a España tras un periodo de casi dos años en Berlin. Lo mejor es que vuelvo a casa con muchas ganas de empezar una nueva etapa cerca de los míos. Lo peor, las despedidas de la gente. Gente que ha sido importante para mí durante toda esta época y que, lo más seguro, nunca más volveré a ver. Gente que quedará para el recuerdo y con la que, con un poco de suerte, Facebook ayudará a ejercer de intermediario y hará más llevaderas las distancias más largas.


Es un decir adiós a muchas cosas del día a día de la vida berlinesa: viajes en metro, preparación de clases, trabajo en Calzedonia, compras de alimentos rutinarias en EDK, tardes de compras en Kurfürstendamm, quedadas nocturnas, noches de cócteles etc.


Y con esta cara es como me despido de Berlín. Gracias por toda esta temporada de cosas nuevas, aventuras y emociones.