Para perderse entre un montón de ámbitos hacia donde las palabras me dejen llegar:
Actualidad, curiosidades, cultura, viajes, moda, recetas...

domingo, 12 de febrero de 2017

MAGDALENAS CASERAS

Hoy me gustaría compartir con vosotros una receta muy rica, a la vez que sencilla, para elaborar unas deliciosas magdalenas caseras. Si bien es cierto que existen muchas recetas que nos indican cómo elaborar magdalenas, os aseguro que con esta quedaréis estupendamente ante vuestros invitados y comensales. No necesitaréis ser unos expertos en la cocina ni cocinillas. 

La receta, como casi todas que tengo apuntadas en mi libreta mágica de las recetas, me la pasó mi madre hace ya algún tiempo. A ella se la enseñaron cuando era niña y, desde entonces, siempre ha sido fiel a ella y de vez en cuando la hace para que podamos chuparnos los dedos en el desayuno o a la merienda, acompañada de ese rico té o café. 

Esta receta me transporta también a la infancia, a aquellos años escolares de deberes y muchos exámenes. Recuerdo como si fuera ayer que cuando mis amigas del colegio venían a mi casa a estudiar o a hacer deberes conmigo solíamos tener una bandeja de magdalenas y siempre las merendábamos acompañadas de uno de esos zumitos de piña que se venden en los bricks individuales. Alexandra, Tamara, María o Ester eran esos ejemplos de paladares a los que invitaba, jeje.

Esta mañana mi madre ha vuelto a hacer estas maravillosas magdalenas y es por ello que me ha dado la idea de escribir esta entrada de blog. ¡Tomad nota que allá voy!

Ingredientes:
  • 3 ó 4 huevos.
  • 375 g de azúcar.
  • 400 g de harina.
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo Royal.
  • 1/4 l de aceite de girasol.
  • 1/4 l de leche.
  • Ralladura de limón (al gusto).
Otros:
  • Comprar moldes para magdalenas. Pueden ser tanto de papel como los reusables de silicona.
  • Precalentar el horno antes de introducir la bandeja de magdalenas para hornear.
Modo de hacerlo:
  1. Se baten los huevos con el azúcar a punto de relieve.
  2. Se añaden paulatinamente la leche, el aceite de girasol y la ralladura de limón.
  3. Dejamos de batir (ahora solo revolvemos con una cuchara de palo o espátula) e incorporamos poco a poco la harina que previamente hemos mezclado con la levadura en polvo Royal.
  4. Preparamos los moldes de papel específicos para magdalenas en una bandeja del horno y echamos un poco de la masa en cada uno de ellos.
  5. Ahora echamos un poquito de azúcar por arriba y, si queréis, podemos ponerle también algunos frutos secos.
  6. Se introduce la bandeja en el horno y se dejan hornear durante una media hora a unos 185 grados. Estos datos pueden variar dependiendo del horno que tengáis, así que lo mejor es que vayáis mirando y haciendo la prueba del palillo. Esta consiste en introducir un palillo en la masa y si al sacarlo queda limpio, sin restos de masa, significa que está bien cocida.

Moldes de papel para magdalenas.
Prueba del palillo.
Magdalenas con toque de azúcar y frutos secos.

Frutos secos para incorporar a la masa (machacar previamente).

¿Cómo las acompañarías tú?